¿Quieres impermeabilizar la azotea de tu hogar, negocio u oficina? Este proceso requiere de ciertos cuidados previos para que se garantice una correcta aplicación del impermeabilizante y, en consecuencia, su eficiencia y resistencia en años posteriores.

Sigue estos pasos si deseas impermeabilizar tu azotea:

1. Quita las irregularidades del piso

Revisa la azotea para detectar hoyos, protuberancias y todo tipo de irregularidades en el piso y quítalos con ayuda de yeso y lijas.

2. Barre perfectamente bien

Para que el impermeabilizante tenga la mejor adherencia es importante que se quite bien el polvo de la azotea.

3. Lava la superficie y déjala secar

Lava la azotea con agua y jabón para eliminar grasas o aceites. Después déjala secar perfectamente bien antes de aplicar el impermeabilizante.

4. Adquiere el impermeabilizante ideal

No todos los impermeabilizantes son perfectos para cada tipo de azotea. Factores como la inclinación de la superficie, el lugar dónde vives y cuánto tiempo quieres que dure afectan la elección del producto. Lo mejor es que adquieras con un experto para que te asesore sobre qué impermeabilizante elegir.

En IMPERSA te podemos ayudar con esto, contamos con una extensa gama de impermeabilizantes ideales para diferentes tipos de inmuebles. Nos ubicamos en Guadalajara, Jalisco, ¡contáctanos!